martes, 17 de noviembre de 2009

La ICCAT pierde toda la credibilidad

Ecologistas en Acción denuncia que la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT)vuelve a sucumbir a los intereses empresariales de la Unión Europea, Japón, Marruecos y Túnez, desechando las recomendaciones científicas por décimo año consecutivo. La organización ecologista denuncia el incumplimiento sistemático del Gobierno de España de su compromiso adquirido en el Congreso Mundial de la Naturaleza de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), así como de la resolución parlamentaria de la Comisión Técnica de Medio Ambiente, específica sobre las pesquerías de Atún Rojo.

La ICCAT, en su última reunión celebrada recientemente en Brasil, ha aprobado una propuesta hecha desde la presidencia del organismo, la Unión Europea, Japón, Marruecos y Túnez de recortar la cuota de las 19.500 toneladas a 13.500t., lo que supone un 40% de reducción de la cuota mundial.

Sin embargo, estas medidas vuelven a despreciar las recomendaciones científicas, ignorando un estudio científico presentado en la reunión, que muestra que incluso una cuota de 8.000 t, proporcionaría sólo un 50% de posibilidades para la recuperación del atún rojo en 2023. Además, otro informe presentado revela que únicamente el cierre total permitiría a la pesquería alcanzar los niveles que evitasen la necesidad de restricciones comerciales en 2019.

Ecologistas en Acción denuncia, además, que el Gobierno español ha vuelto a incumplir su compromiso adquirido en el último Congreso Mundial de la Naturaleza de la Unión Internacional de la Naturaleza (UICN), en Octubre del pasado año en Barcelona. Donde se comprometieron a solicitar que se “establezca un plan de recuperación basado en la ciencia que contenga y permita la implementación de medidas que estén acordes con las recomendaciones del SCRS y, específicamente, reducir drásticamente la duración de la estación de pesca, sobre todo en los meses clave de mayo y junio, y respetar el asesoramiento científico sobre el Retén Permisible Total (TAC), y considerar un esquema de reducción obligatoria de la flota”. Y a, “establecer inmediatamente una suspensión temporal de la pesca del atún rojo del Atlántico Oriental y el Mediterráneo“. Resolución promovida por Ecologistas en Acción y WWF.

Ecologistas en Acción, también denuncia el boicot continuado del Gobierno Central al Santuario de Túnidos propuesto en aguas colindantes a Baleares que fue aprobado por unanimidad en una Proposición no de Ley (PNL), promovida por Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), en Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso, el día 29 de Octubre del pasado año. Donde, “se insta al Gobierno a que impulse internacionalmente el establecimiento de zonas de protección para la reproducción de esta especie en el Mediterráneo, incluyendo las aguas de Baleares“.

Ante la falsa satisfacción de los gobiernos, la organización ecologista considera que, desde el punto de vista de la supervivencia de esta especie, el porcentaje de recorte es ridículo y, sentenciando a la especie a la desaparición.

Por último, Ecologistas en Acción pide la inclusión del Atún Rojo en el Anexo I, de la Convención Internacional para el Comercio de Especies Amenazadas (CITES) para establecer restricciones globales al comercio internacional para el atún rojo, tal como ha propuesto Mónaco para la reunión en Doha (Qatar) de marzo de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada