jueves, 11 de marzo de 2010

Proteger el mar Mediterráneo frente a la tropicalización

Investigadores de Centro Oceanográfico de Baleares han detectado la presencia de 38 nuevas especies en sus aguas. Provienen principalmente del Atlántico aunque también del Índico, y han encontrado en el Mediterráneo unas condiciones óptimas tanto de hábitat como de temperatura para vivir. El estrecho de Gibraltar es la puerta de entrada de estos organismos, la vía suele ser el agua de lastre que llevan grandes buques para estabilizar la carga, aunque no es la única.

A través del Mar Rojo, por el Canal de Suez, también llegan numerosas especies, así lo refleja el libro ’Fish Invasions of the Mediterranean Sea: Change and Renewal (’Invasiones de peces en el Mar Mediterráneo: cambio y renovación’) donde sus autores constatan que en todas las regiones Mediterráneas la situación es parecida. Esta fue la vía de entrada de la Caulerpa racemosa, un alga (Cloroficeae) de origen tropical que durante la última década se ha expandido a lo largo de la costa mediterránea occidental, colonizando los hábitats bentónicos autóctonos. Su carácter invasor es más marcado que la conocida Caulerpa taxifolia, aunque sus posibles efectos sobre los hábitats bentónicos y la biodiversidad marina no parecen haber despertado la misma preocupación a las instituciones políticas. En 1998 aparece en Baleares, en 1999 a Castellón, en 2001 llega a las costas de Alicante, en 2005 alcanza las costas de la Región de Murcia y, actualmente muestra una activa expansión en las costas andaluzas.

El estudio también constata que las especies autóctonas del Mediterráneo han sufrido cambios en sus poblaciones, mientras aquellas más afines a altas temperaturas, como el pez limón (Seriola lalandei) están en aumento, aquellas que habitan en temperaturas más frías como el chanquete (Aphia minuta) están en retroceso.

En el Mediterráneo occidental la temperatura del agua ha aumentado durante la segunda mitad del siglo XX. Este aumento ha influido en la composición de las poblaciones, lo que ha facilitado que el ingreso de especies foráneas llegue a desplazar a las autóctonas.


Ecologistas en Acción advierte que es necesario tomar medidas urgentes para frenar la alta pérdida de biodiversidad del mediterráneo debido al crecimiento alarmante del número de especies exóticas, 343 datadas hasta el momento. Por ello, le solicitamos a la Secretaría General del Mar un Plan de Prevención y Actuación contra la Tropicalización del Mediterráneo.

Para más información:

http://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article16810

No hay comentarios:

Publicar un comentario