domingo, 18 de abril de 2010

Miles de personas se manifiestan contra los transgénicos

Miles de personas se han manifestado el Día Internacional de la Lucha Campesina en Madrid bajo el lema “Por una Alimentación y una Agricultura Libre de Transgénicos”. Agricultores, ecologistas, ONG, sindicatos, colectivos sociales y políticos y consumidores de todo el Estado han recorrido la ciudad hasta las puertas del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) exigiendo al Gobierno que prohíba el cultivo de maíz transgénico.

El Estado español es el único país de la UE que cultiva transgénicos a gran escala. El año pasado, fueron 76.000 las hectáreas cultivadas con maíz modificado genéticamente (MON 810). Este cultivo se desarrolla bajo una absoluta falta de transparencia y control, con numerosos casos de contaminación de cosechas y alimentos convencionales y ecológicos. Aún así, el Gobierno ignora sus impactos sociales, económicos y ambientales, y las consecuencias sobre la salud y la biodiversidad que han llevado a otros países a prohibirlo.
Nos encontramos en el semestre de Presidencia Española de la UE, y el Gobierno tiene, si cabe, aún más responsabilidad para impulsar otro modelo de agricultura y alimentación. Sin embargo, cuando la Comisión Europea aprobó hace pocas semanas el cultivo de una patata transgénica, España fue uno de los pocos países que apoyó esta decisión.

La multitudinaria manifestación supone el acto central de una semana de acciones contra los transgénicos, con decenas de protestas, charlas y acciones informativas por todo el Estado y también ante las embajadas de otros países europeos. Las organizaciones convocantes consideran que esta movilización supone una demanda clara y contundente al Gobierno para que actúe en defensa del medio ambiente, la agricultura y los derechos de los consumidores, y prohíba el cultivo, la importación y el uso de productos agro-alimentarios transgénicos en el Estado Español.

En la manifestación, que ha transcurrido en un ambiente festivo, sus asistentes corearon gritos como "Elena Espinosa, es una mentirosa" o "No, no, transgénicos No".

El acto ha concluido con la lectura ante el ministerio de Agricultura de un manifiesto por parte de José Luis Iranzo, miembro del Consejo de COAG, y Carmen Freire, secretaria general del Sindicato Labrego Galego.

Según Iranzo, "se han demostrado daños para la salud de transgénicos autorizados para alimentación humana, multiplican el uso de productos químicos en el campo, no han demostrado ser más productivos y sus negativos impactos sobre el medio ambiente están más que documentados".

A su vez, ha asegurado que "provocan un deterioro y pérdida de la biodiversidad agrícola, favoreciendo la privatización y control de las semillas por unas pocas compañías y amenazando la diversidad de los cultivos, la agricultura campesina y el futuro de la agricultura mundial".

Por su parte, Freire ha indicado que seguirán luchando hasta que consigan que el Gobierno "haga una apuesta real por un modelo de agricultura sostenible que genere empleo en el medio rural, produzca alimentos sanos y de calidad y garantice nuestra soberanía alimentaria y la de todas las personas del planeta".

Por último, ha pedido, en nombre de los asistentes, la "prohibición inmediata del cultivo de maíz transgénico" en España.

La manifestación ha sido convocada por PLATAFORMA RURAL (ACSUD Las Segovias País Valencià, Amigos de la Tierra, Cáritas Española, Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI), Centro de Iniciativas para la Cooperación bata (CIC BATA), Centro de Investigación y Formación en Actividades Económicas Sostenibles (CIFAES), Colectivo Tierra de Campos, Colectivos de Acción Solidaria (CAS), Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Coordinadora de Agricultores y Ganaderos (COAG), Ecologistas en Acción, Entrepueblos, Fundación Emaus, Movimiento de Jóvenes Rurales Cristianos (MJRC), Movimiento Rural Cristiano (MRC), MUNDUBAT, Red África Europa, Red de Semillas “Resembrando e Intercambiando”, Sindicato Obrero del Campo de Andalucía (SOC), Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE), SODEPAZ, Universidad Rural “Paulo Freire” (U.R.P.F.), Veterinarios sin Fronteras (VsF), Xarxa de Consum Solidari) y Greenpeace, con el apoyo de CC.OO., la Confederación Española de Madres y Padres del Alumnado (CEAPA) o el Consejo de la Juventud de España, entre otras muchas organizaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario