jueves, 15 de abril de 2010

Preocupación por las políticas de la Comisión Europea a favor de los cultivos transgénicos

Con su participación en la manifestación estatal contra los transgénicos este sábado, Ecologistas en Acción quiere denunciar la responsabilidad de la Unión Europea (UE) por la crisis alimentaria mundial y por ser uno de los principales promotores de los transgénicos.

Ecologistas en Acción llama a toda la sociedad a participar en la manifestación estatal “Por una agricultura y alimentación libres de transgénicos”, este sábado 17 de abril, en Madrid. Esta manifestación adquiere una mayor importancia por la Presidencia Española de la UE y porque España es el país, de entre los 27 Estados miembro, con más superficie dedicada a cultivos transgénicos.

Además de la reciente aprobación del cultivo de la patata transgénica Amflora, hay otros casos como el acuerdo entre la UE y el Gobierno argentino para promover el desarrollo de la biotecnología en la producción de alimentos y piensos, con la pretensión de aumentar el comercio de estos productos.

“Queremos denunciar que los poderes legislativos de la UE negaron sistemáticamente los múltiples problemas que los organismos modificados genéticamente (OMG) están causando en el sector agrario, el medio ambiente y, por ende, en toda la cadena agroalimenticia”, explica Tom Kucharz, coordinador del área de Agroecología y Soberanía Alimentaria de Ecologistas en Acción.

“Las implicaciones socioeconómicas y ambientales negativas del cultivo de OMG provocan la pérdida del derecho de producir y consumir alimentos libres de transgénicos; la pérdida económica y una transferencia masiva de poder y dinero desde el sector agrario y la población consumidora hacia las empresas que controlan el mercado de la ingeniería genética”, añade.

“A pesar de una escalofriante escasez de información y una inhibición de las autoridades públicas al analizar las implicaciones socioeconómicas de los cultivos transgénicos, todo apunta a que las políticas de la UE están orientadas a garantizar enormes beneficios económicos a las cuatro grandes empresas transnacionales del sector”, subraya el portavoz de Ecologistas en Acción.

“La promoción de los cultivos transgénicos por la UE supone la consolidación de un modelo agro-alimentario industrial injusto e insostenible, y condena la desaparición los demás modelos, particularmente, el modelo agroecológico y la soberanía alimentaria”, enfatiza Kucharz.

Con ocasión del Día Internacional de la Lucha Campesina (17 de abril), Ecologistas en Acción, señala asimismo que la Política Agraria Común (PAC) de la UE ha demostrado ser incapaz de resolver los problemas agroalimentarios en el mundo: las explotaciones agrícolas desaparecen rápidamente, el paro aumenta, el hambre alcanza a mil millones de personas, el Cambio Climático se acelera, la biodiversidad desaparece, y los efectos negativos para la salud causados por los modos de producción y consumo dominantes, aumentan con rapidez.

“Necesitamos una nueva política agraria en Europa que abandone el paradigma de la liberalización comercial, asumiendo su responsabilidad ante productores y consumidores en la regulación y el control de los mercados, así como apostar por políticas que favorezcan la producción y el consumo locales, defendiendo el interés general de la ciudadanía que no coincide con el de los conglomerados de la biotecnología, agroexportadores y las grandes distribuidoras, y practicando una solidaridad real con todos los campesinos, especialmente los de los países del Sur”, propone Kucharz. “Tenemos que frenar el calentamiento global y conservar la biodiversidad, pero para ello debemos poner en práctica políticas agroalimentarias ecológicas y romper con el modelo actual”.

Por todo ello, Ecologistas en Acción exige con su participación en la manifestación del próximo sábado, la retirada de todas las variedades transgénicas de la UE, la reforma urgente de la legislación europea para proteger y fomentar debidamente la agricultura y el consumo de alimentos 100% libres de transgénicos, así como la prohibición de la importación de alimentos y piensos transgénicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario