martes, 15 de junio de 2010

La apertura de la pesquería de la anchoa: una grave irresponsabilidad

Ecologistas en Acción denuncia la enorme irresponsabilidad de los gobiernos de España, Francia y de la Unión Europea (UE), en la decisión de abrir el pasado mes de diciembre la pesquería de la anchoa después de cinco años de veda, sin haber alcanzado la biomasa de precaución, fijada por las recomendaciones científicas en 33.000 toneladas. La UE volvió a desoír los consejos de los científicos y, cometió un acto de irresponsabilidad en la gestión de la pesquería de la anchoa que, sólo la flota, ha sabido proteger y cuidar ante la falta de madurez de los individuos capturados, con paros voluntarios durante la campaña de pesca.

La pesquería de la anchoa tuvo su apertura el pasado 1 de marzo, tras una veda de cinco años debido a que se sobrepasaron los límites de seguridad biológica para la especie. El consejo de ministros de Europa, tomó esta decisión aún estando la biomasa de la especie por debajo de la biomasa de precaución (33.000 tn) establecida por el CIEM (Consejo Internacional para la explotación del Mar) desde el año 2002.

Después de varios años de veda vimos como el índice de biomasa de juveniles se estimaba en un 33% más alto que en 2005, pasando de 9.700 toneladas de biomasa de anchoa en el año 2005 a 28.000 toneladas en 2009, según los últimos estudios científicos realizados. Pero, estas cifras en ningún caso garantizaban la sostenibilidad de la pesquería si se reabría la pesquería y, mucho menos la calidad del recurso.

Al abrir la pesquería comenzaron los problemas, con capturas de inmaduros, precios por los suelos, etc. Sólo la cordura y buen criterio de los pescadores puso un mínimo de sensatez en la pesquería, organizando varias paradas voluntarias.

Ecologistas en Acción denuncia que en esta campaña se han extraído 7.000 toneladas de anchoas reproductoras de una pesquería por debajo de los límites de seguridad biológica, ya que al haberse permitido su apertura en invierno, se están pescando adultos clave que en mayo y junio podrían estar desovando, meses clave para la reproducción de la especie y, por tanto, para el mantenimiento de la población.

Ecologistas en Acción denuncia también la ausencia de medidas de protección de la comercialización de la flota litoral en el Estado Español, que ha ocasionado que los precios de la primera venta no superaran 1€/Kg en muchos casos y hayan estado rondando los 2,5 €/Kg. Esta situación es debida a la importación de esta especie de caladeros procedentes de terceros países, con síntomas también de sobrexplotación, como son los caladeros del Perú y el Mediterráneo.

Por último, Ecologistas en Acción denuncia cómo la socioeconomía del sector pesquero asociado sigue siendo nefasta, debido a los bajos precios de comercialización de la anchoa durante la campaña y la falta de una planificación real para la flota.

Por esto, la organización ecologista, exige un plan de recuperación real para la especie y para los ecosistemas marinos del Cantábrico, donde las recomendaciones científicas totalmente objetivas se sigan sin influencias de la industria que hay detrás de estos recursos. También exigimos una planificación real para el sector pesquero, acorde con la conservación de las pesquerías y la protección de los ecosistemas marinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada